Tupale

Libro “Cementerio Exquisito”

Este post sale un poco de las lineas que tratamos en Tupale, pero quería compartir con ustedes una obra literaria para que disfruten, se trata del Libro “Cementerio Exquisito”, un libro de poesia ilustrado por la artista Juana Rosas y generado de manera colaborativa a traves de la red.

Prefacio a CementerioExquisito

Descargar Libro Cementerio Exquisito

Descargar Libro Cementerio Exquisito

¿El nadaísmo aún está vigente o nos encontramos ante su herencia estética? Esta pregunta resulta un tanto difícil de responder porque, pese a que, Colombia sigue sumergida en ese agujero cósmico de la historia, conocido como limboneidad; en donde la influencia de la informática ha sentado un nuevo paradigma que pone en contacto al país con los discursos tecnológicos de la globalización. En este orden de ideas, la nada no podía encontrar mejor escenario para expresarse que en el escenario de una red social, en la que los sujetos participan desde un anonimato que no lo es en la estricta definición, significado y sentido de dicho término. El anonimato opera en el escenario de individuos que comparten en común una suerte de ventana virtual que, al abrirse, muestra los senderos hacia una dimensión relativamente nueva y por lo tanto, desconocida.

En ese mismo orden, el nadaísmo como expresión estética maldita ha ido saliendo desde su cueva de marginalidad, traspasando los límites de los años, de las fronteras colombianas, extendiéndose a otros países. Al respecto, es llamativo encontrar que en países como México, Argentina y Chile los habitantes de dichas latitudes tienen referencia de la obra de Gonzalo Arango y llegan a establecer una conexión entre su discurso y el de Fernando Vallejo. No obstante, este resurgir del nadaísmo opera en otra nueva percepción del mundo y en la forma en cómo los individuos se relacionan con este, tal como se muestra en esta serie de reflexiones, recopiladas de la página de Facebook de Gonzalo Arango, que han sido desarrolladas mediante la provocación de compartir a lo largo de meses, diversos cadáveres exquisitos que, en su primera etapa, tuvieron un poco de resistencia de los propios participantes, tal vez, porque no deseaban profanar la memoria de Gonzalo Arango. Con el pasar del tiempo, los participantes y lectores fueron comprendiendo que, era un ejercicio de exploración literaria que nos ha puesto en contacto con la existencia misma.

Cementerio+Exquisito+No

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: